jueves, 14 de marzo de 2013

NÚMERO 98  MARZO  14 DE  2013 JUEVES

Director
Bernardo A. Rendon  Restrepo
bernal.rendon@hotmail.com

Editora y Asesora
Alba Hoyos Botero 
Alhobo2011@hotmail.com 

Enlaces
myberose@hotmail.com 

 













¿Qué va a cambiar en la Iglesia con Francisco, el papa argentino?



Papa Francisco

Religiosos y laicos piensan que el nombramiento le dará un nuevo aire a la Iglesia Católica.

Con sorpresa, dice el padre jesuita Antonio José Sarmiento Nova, recibió la Compañía de Jesús en Colombia la designación del nuevo papa Francisco, quien pertenece a esa comunidad. “Realmente no lo esperábamos. Primero hay que decir que los jesuitas solo esperamos servir a la iglesia y a la humanidad y no estamos buscando ningún privilegio, ni empoderarnos, ahora como para decir que le ganamos a determinada facción, porque esta es la primera vez que la Compañía de Jesús tiene una papa”, afirma el también decano de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Javeriana.
Para el padre Sarmiento, este nombramiento también envía un mensaje al mundo de humildad, de cómo un hombre que ha sido consagrado, austero, servicial, llega a la mayor responsabilidad que puede tener un pastor de la Iglesia Católica. (Lea Francisco I, el nuevo papa, viaja en metro y es hincha de San Lorenzo).
De hecho, infiere el padre Sarmiento, solo el nombre también envía un mensaje, pues Francisco, le estaría rindiendo un homenaje a San Francisco de Asís, un santo muy querido de la Iglesia Católica de la edad media, que generó un movimiento de renovación, de retorno a los ideales originales del evangelio, y que le hizo un cuestionamiento severo a la Iglesia, que para la época estaba muy volcada al poder político y a las alianzas entre los monarcas europeos y la Iglesia Católica. “San Francisco de Asís sigue vigente como mensaje de pobreza, de humildad, de vida fraterna, de espiritualidad ecológica y de servicio a los más pobres del mundo”, explica Sarmiento. (Vea el especial multimedia ‘Habemus papam’)
Tesis que sostienen otros expertos como Hernán Olano, doctor en derecho canónico, y quien también analiza que el nombre del nuevo papa puede hacerle honor al discípulo predilecto de San Ignacio de Loyola (fundador de los jesuitas), que fue San Francisco Javier, uno de los primeros misioneros que evangelizó Asia. “Entonces tal vez ese sea otro de los mensajes que nos quiere dar el papa, empezar a rezar por los asiáticos, en algunas regiones de Asia no están sometidos a regímenes totalitarios y podría encontrarse un llegada permanente de católicos a la Iglesia, uno de los retos para el nuevo pontífice”. (Vea las imágenes de la presentación del nuevo papa al mundo).
Por su parte, Paulo Andrés Palencia, director de comunicaciones de la Diócesis de Duitama – Sogamoso, también reconoce que la Iglesia, directa o indirectamente, ha dado un signo de ser un poco ostentosa y que eso puede caer en un mensaje de alejamiento entre los fieles. “Yo creo lo que muestra esto es que ahora viene un período de mayor acercamiento a la realidad de los fieles, sobre todo de los que viven en condiciones de pobreza. En su vida el nuevo papa demostró todo lo que era la pobreza y ahora que fue elegido, no utilizó todos los atuendos papales normales, solo usó estola”, afirma Palencia.
Ahora bien, el hecho de que sea latinoamericano, no solo fue recibido con alegría, como expresó el padre José Elver Rojas, director del departamento de comunicaciones de la Conferencia Episcopal de Colombia, “sino que permitirá que el papa sea más cercano a los problemas nuestros”, dice Rojas. (Lea Así vive Argentina la elección del nuevo papa).
Además, demuestra el interés de la Iglesia de ir más allá del mundo europeo, de donde tradicionalmente han procedido la mayoría de papas.
“La iglesia católica en latinoamérica es en este momento uno de los núcleos más sólidos del catolicismo en el mundo, mucho más que Europa occidental, porque los europeos en su momento fueron el bastión del catolicismo, hoy eso es una asunto del pasado. En cambio la Iglesia latinoamericana y la iglesia en África, en el África negra, es una iglesia fuerte, que tiene palabra de peso, entonces tener un papa de Latinoamérica le da un aire nuevo a la Iglesia Católica”, afirma Sarmiento.
Todo esto, concluye el sacerdote jesuita, solo confluye en una sola cosa y es que el papa tiene que dar un mensaje de esperanza, de sentido de la vida y de “llevar a la Iglesia a concentrarse en la mayor coherencia posible con el mensaje original de Jesucristo”. (Lea también Reforma de la curia, entre los retos del papa Francisco).
----

'Si no me caso con vos, me hago cura', le dijo Bergoglio a su novia



Amalia contó detalles de la experiencia que vivió en la infancia con el nuevo papa.

"Si no me caso con vos, me hago cura", le dijo Jorge Mario Bergoglio a su novia Amalia hace más de 60 años, según el testimonio de la mujer este jueves a los periodistas que querían saber algo del romance del sumo pontífice cuando era niño.
La mujer, de contextura menuda, gafas y cabellos blancos, dijo que la historia se remonta a sus 10 o 12 años de edad, cuando el ahora papa Francisco, de 76 años, le entregó una carta.
"En la cartita había dibujado una casita de techo rojo y paredes blancas y había escrito: 'Esta casita es la que te voy a comprar cuando nos casemos'", relató la mujer en una acera del barrio porteño de Flores, donde ambos nacieron.
El inocente regalo fue recibido como un escándalo por la familia de Amalia. "Mi mamá me vino a buscar a la escuela y me dijo: 'Así que vos recibís cartitas de muchachos!', y rompió la carta", señaló.
A partir de ese momento, los padres de Amalia hicieron todo lo posible para alejarla de su precoz pretendiente que, tal como lo había prometido, ingresó al seminario sacerdotal.
"No tengo nada que ocultar, fue una cosa de niños y tan limpio!", afirmó la mujer, cercada por micrófonos y cámaras de televisión.
Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, fue elegido Papa el miércoles y es el primer sacerdote latinoamericano en ocupar ese cargo.
-----
La ex novia del papa Francisco recuerda su

propuesta de boda

http://es.noticias.yahoo.com/la-ex-novia-del-papa-francisco-recuerda-su-propuesta-de-boda-185856599.html
Jorge Bergoglio pudo haber terminado en el altar, pero como marido, si su "noviazgo" con Amalia, su "novia" del barrio durante la secundaria, hubiera prosperado y su propuesta de boda no hubiera caído en saco roto, como recordaba hoy la antigua amiga de la infancia del Papa.
"Si no me caso con vos, me hago cura", le dijo un día Bergoglio a Amalia, su "novia" del barrio porteño de Flores, cuando apenas contaban doce años, relataba hoy la mujer ante medios locales.
El "romance" no prosperó por la oposición de los padres de ella, explicaba una Amalia muy emocionada que todavía lamenta que Bergoglio no pudiera oficiar la ceremonia de su boda con su actual marido en la parroquia del barrio.
El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, jesuita y arzobispo de Buenos Aires, se convirtió este miércoles en el pontífice número 266 de la Iglesia católica, en sustitución del ya Papa emérito Benedicto XVI, quien hizo efectiva su renuncia el pasado 28 de febrero.
Relacionados:


La hermana del Papa no quiere "una infinita soledad" en su mirada

La hermana del Papa, María Elena Bergoglio, no viajará al Vaticano para asistir a la misa de inauguración de su pontificado. "Lo voy a acompañar desde acá. Desde acá vamos a estar rezando para que el espíritu santo lo fortalezca", aseguró.

Buenos Aires. - María Elena Bergoglio celebró hoy la elección de su hermano Jorge Mario, el cardenal primado de Argentina, como el nuevo Papa de la Iglesia católica pero admitió que teme que sufra una "infinita soledad" como Juan Pablo II.

"Esperaba que nombraran a cualquier cardenal, pero no a mi hermano", confesó María Elena al canal noticioso TN en Buenos Aires, informó DPA.

La mujer, la única hermana viva del papa Francisco, recordó además con preocupación la sensación que tuvo cuando vio en persona a Juan Pablo II.

"Cuando conocí a Juan Pablo II, cuando me arrodillé a besar el anillo, miré hacia arriba y vi una mirada de tanto amor, pero a la vez de infinita soledad", rememoró.

"Si bien la mirada de mi hermano refleja amor, no quería que reflejara soledad", expresó.

María Elena Bergoglio relató como vivió la espera y el anuncio de que su hermano sería el nuevo Papa: "Estaba hablando con mi hijo y le decía: 'Cómo no va a estar en la Sala de las Lágrimas si es un golpe muy fuerte que emociona'. Y encima escuchar a esa multitud en la plaza gritando 'Viva el Papa', 'Viva el Papa'".

Apenas pudo escuchar cuando anunciaron el nombre de su hermano. "Lloré, no pude decir ni media palabra", reveló la mujer, que aseguró que "la expresión de su cara hablaba de plenitud", cuando dijo sus primeras palabras desde el balcón de la Basílica de San Pedro.

La hermana del Papa no viajará al Vaticano para asistir a la misa de inauguración de su pontificado. "Lo voy a acompañar desde acá. Desde acá vamos a estar rezando para que el espíritu santo lo fortalezca", aseguró.
-----


Espero que hayan disfrutado de su Contenido, hasta pronto… 

La información e imágenes publicadas en esta revista están extractadas de la Internet, principalmente de Google,   El Colombiano, El Barquero de Eje21, El Tiempo, El Campanario, de la página no censurada de Juan Guerra, CLARIN de Argentina, EL UNIVERSO de Ecuador, El Informador desde Santa Marta, PORTAFOLIO, Juan Gossaín, DINERO  y demás prensa y a la vez vía email.  Si hay algún error o queja, se puede contactar con nosotros en  avizor2012@gamil.com. Además, los artículos y opiniones que se publican en cada edición,  es de responsabilidad exclusiva de cada articulista y en ninguna forma comprometen el pensamiento editorial del Director de OJO AVIZOR. NOSOTROS NO PLAGIAMOS LO ÚNICO QUE HACEMOS CON TODO RESPETO, ES REPRODUCIR LOS COMENTARIOS U ARTÍCULOS  QUE POR SU INTERÉS AMERITE SER RESALTADOS, RECONOCIENDO QUIEN ES EL AUTOR DEL MISMO.
                                                                                                                                      





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada